A A A

HISTORIA

Con la denominación de “Asociación Protectora de Personas con  Minusvalía Psíquica de la Comarca de Olivenza” APROSUBA-14 , se constituye esta Entidad el 16 de octubre de 1994, de conformidad   con lo establecido en la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo y de la Ley de Servicios Sociales de Extremadura del 23 de abril de 1987, reguladora del Derecho de Asociación y normas complementarias con capacidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro.

Inscrita en la Seccion 1 nº 2011 del Registro Provincial de Asociaciones.

El 15 de marzo de 2006 se concede por el Ministerio del Interior declarar a APROSUBA-14 “utilidad pública”, así consta en el Registro Nacional de Asociaciones.

NUESTROS FINES

(Capítulo 1, Articulo 5 y 6, Estatutos de la Asociación)

Trabajar por la creación de centros e instituciones de carácter pedagógico y científico para la mejor enseñanza, educación, recuperación y tutela de todos cuanto padezca deficiencia de carácter mental, defendiendo su dignidad y derechos, apoyando a las familias para conseguir mejorar las condiciones de vida, promoviendo una legislación adecuada a este colectivo y desarrollando estrategias solidarias.

Para ello se establecerán aquellos planes y programas que, funcionando a nivel individual, grupal, familiar y/o social, tengan carácter científico, preventivo, pedagógico, psicológico, social, cultural, comunitario y/o laboral.

Los medios para conseguirlos serán:

Practicando toda clase de estudios, investigaciones y trabajas de aplicación directa a la enseñanza de personas con discapacidad intelectual.

Publicando orientaciones y normas de educación y conciencia social para uso de padres de niños con discapacidad intelectual.

Fomentando la ceración de Centros de Enseñanza y de Ocupacional, al tiempo que impulsando los ya creados para la formación y adaptación social y laboral de colectivo de personas con discapacidad intelectual.

Impulsando la creación de nuestros Servicios y centros de rehabilitación para someter a los usuarios a tratamientos  adecuados a sus circunstancias, al tiempo que manteniendo continua contacto con los Servicios Sociales de la Comarca, pediatras, guarderías y centros de enseñanza.

Estableciendo hogares, residencias o centros análogos, destinados a recibir  a los usuarios.

Promoviendo la captación y formación del voluntariado para el cumplimiento de sus fines sociales.

Y en general, actuando intensamente en todas aquellas cuestiones relativas a los fines propuestos y manteniendo estrecha relación con los Organismos Oficiales y entidades que de alguna forma intervienen o están interesados en los problemas que afectan a las personas con discapacidad intelectual.

MISIÓN

Misión de FEAPS- 10 de abril de 2010

 “ La misión del Movimiento FEAPS es contribuir, desde su compromiso ético, con apoyos y oportunidades, a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo y su familia puedan desarrollar su proyecto de calidad de vida, así como a promover su inclusión como ciudadana de pleno derecho en una sociedad justa y solidaria”.

VISIÓN

La Visión de Futuro del Movimiento Asociativo FEAPS nace como una ponencia elaborada por la Junta Directiva de nuestra organización, en el contexto del III Foro Consultivo de FEAPS, que se celebró en diciembre de 2005 en Oviedo. Tras un periodo de reflexión, los miembros de la Junta Directiva diseñaron un documento con las líneas básicas que componen el futuro que queremos para nuestra organización. Además de exponerse en el propio Foro Consultivo de Oviedo, la propia Junta Directiva ha adoptado el compromiso de difundir y explicar esta visión entre las entidades que forman parte de FEAPS, con el objetivo de que sea compartida por todos.

El documento indica que en FEAPS queremos llegar a ser una organización unida, en la que:

- Gestionemos todos nuestros proyectos centrándonos en la persona.

- Trabajemos por una sociedad más justa en la que las personas con discapacidad intelectual y sus familias vean garantizados sus derechos como ciudadanos.

- Impulsemos la autodeterminación de las personas con discapacidad intelectual.

- Estemos organizados para poder facilitar apoyos que permitan a las personas con discapacidad intelectual desarrollar su proyecto de vida personal.

- Contemos con un proyecto común, estemos abiertos a los cambios y funcionemos con solidaridad y ética.

- Seamos interlocutores necesarios de las administraciones públicas en los temas que afectan al colectivo que representamos.

- Seamos un referente en el mundo social, un ejemplo de eficacia y eficiencia en la gestión de nuestros apoyos y servicios.

VALORES

La familia, en una disposición positiva, es la palanca más eficaz para la integración de la persona con discapacidad intelectual. La integración en el seno de la comunidad es posible si se produce la integración en el seno de la familia.

EL PRINCIPAL RECURSO

Lo es para responder a sus propias necesidades y a las de su miembro con discapacidad intelectual. Porque la familia no es sólo un grupo pasivo demandante y receptor de apoyos y de recursos. La familia también constituye el principal recurso para responder a las necesidades de todos sus miembros.

EL APOYO DE OTRAS FAMILIAS

La familia es activa socialmente. Presta apoyos a otras familias que lo precisan y se constituyen en el elemento esencial de un movimiento de ayuda mutua.

SER UNA FAMILIA MÁS

La familia con un miembro con discapacidad intelectual no es sinónimo de familia infeliz. Tampoco de lo contrario. En todo caso, es una familia con unas características y dificultades determinadas, que pasa mejores y peores momentos, pero que no vive sólo en función de la persona con discapacidad intelectual.

RECIBIR APOYOS ESPECÍFICOS

Por contar con un miembro con discapacidad intelectual en su seno, la familia tiene necesidades específicas de apoyo, ya sean de orientación, de formación o de alivio de las sobrecargas que ello puede suponer. Existen dispositivos sociales solidarios y de apoyo que deben evitar que la familia se vea y se sienta como un grupo al que el destino le ha marcado fatalmente con una circunstancia insalvable.

El movimiento asociativo

LA SOLIDARIDAD

El hecho asociativo significa que las personas asociadas han de actuar en común para aportar soluciones a la globalidad del colectivo, al tiempo que deben trabajar junto a otros grupos que actúan en el campo de la discapacidad u otros sectores sociales.

LA JUSTICIA

Las demandas de las entidades del Movimiento FEAPS no han de ser exigencias arbitrarias, sino planteamientos basados en derechos. En este sentido, han de ser demandas justas basadas en el principio de la igualdad de oportunidades y, en consecuencia, las asociaciones deben reivindicar determinadas actitudes sociales que, en ocasiones, pueden implicar discriminación positiva.

LA CALIDAD

El movimiento FEAPS vuelca su actividad en la orientación a la calidad. Esta actitud es resultado del compromiso ético de estar siempre en la brecha de la mejora continua, como única manera de combatir inercias que conllevan, en ocasiones, situaciones no deseadas.

LA TRANSPARENCIA

El Movimiento FEAPS tiene una ética en su actuación que implica transparencia en su gestión y honradez en sus comportamientos.

LA INTERRELACIÓN CON EL ENTORNO

Como entidades abiertas, las asociaciones son conscientes de que su realidad está inmersa en una realidad más amplia. Las entidades FEAPS componen, en su mayoría, un movimiento familiar, pero quieren, además, comprometer a la mayor parte de los ciudadanos sensibles a la situación del colectivo de personas con discapacidad intelectual. En consecuencia, las asociaciones son entidades abiertas a la colaboración pública.

LA ORIENTACIÓN AL CLIENTE

Las asociaciones de FEAPS centran sus esfuerzos en la búsqueda de la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias. Cualquier actividad o recurso no orientado, directa o indirectamente, a esa finalidad, sin tener en cuenta las expectativas individuales, son considerados como un despilfarro.

LA UNIVERSALIDAD

Al Movimiento FEAPS, en su conjunto, y a cualquiera de sus asociaciones miembros, le interesa todo lo que les ocurre a todas las personas con discapacidad intelectual y a sus familias, no sólo sus “atendidos” o “asociados”, y ofrece o reivindica alternativas de solución a sus necesidades.

EL LIDERAZGO COMPARTIDO

Las entidades del Movimiento FEAPS han de sobrevivir a sus líderes. Debe ejercerse un liderazgo compartido y distribuido de acuerdo con los distintos papeles de las entidades y de las personas. El liderazgo debe ejercerse desde la convicción de que todo el mundo tiene algo que aportar.

LA CUALIFICACIÓN E INNOVACIÓN

Las asociaciones del Movimiento FEAPS saben lo que hacen y cómo lo hacen: progresivamente se están convirtiendo en organizaciones sociales cualificadas. Organizaciones que aportan innovación, que son capaces de estimular nuevos comportamientos sociales, de alentar nuevas técnicas y de propiciar un mejor y más justo desarrollo social.

LA EFICIENCIA

Las asociaciones han de ser eficaces en sus cometidos y socialmente útiles; ser austeras en los medios y ambiciosas en los fines. El Movimiento FEAPS, actúa también como armonizador eficiente de esfuerzos.

LA AYUDA MUTUA

El Movimiento FEAPS se configura como un grupo de ayuda mutua en donde el apoyo entre los miembros constituye uno de los elementos fundamentales.

LA INDEPENDENCIA

El Movimiento FEAPS debe ser autocrítico con sus actuaciones lo que le legitima para ser crítico con las actuaciones ajenas, a la vez que le impide adoptar cualquier dependencia política ya sea de forma coyuntural o continuada.

LA COOPERACIÓN

Las asociaciones del Movimiento FEAPS han de estar orientadas también a la búsqueda de soluciones de los problemas de otras asociaciones y no sólo de sus socios y usuarios, buscando tales soluciones comunes en espacios comunes de coordinación o de federación.

EL SENTIDO DE PERTENENCIA

Sin sentido de pertenencia no hay un movimiento social cohesionado. En las entidades de FEAPS es un valor que los socios se sientan miembros y copropietarios de una asociación, que una asociación se sienta miembro y partícipe de una federación y ésta de una confederación.

LA PARTICIPACIÓN

Sin participación no hay asociacionismo. El Movimiento FEAPS considera la participación de los familiares, de las personas con discapacidad intelectual, de los profesionales, de los voluntarios, de los socios..., más que un valor, un eje básico de desarrollo